Fotodepilación, sus tipos y diferencias

La fotodepilación es uno de los términos utilizados para describir los tratamientos de depilación del vello no deseado. El nombre fotodepilación sugiere que estos tratamientos se llevan a cabo a través del uso de la luz. Todos los tratamientos de eliminación de vello no deseado llevados a cabo hoy en día se basan en la proyección de un cierto tipo de luz sobre el crecimiento del pelo en la zona tratada y, por lo tanto, todos ellos se engloban en el mismo término.

Diferentes tipos de tratamientos de fotodepilación

fotodepilación
Los primeros tratamientos de fotodepilación se basan en la tecnología láser. En el comienzo de la década de 1990 las primeras máquinas de depilación láser fueron aprobadas para su uso por la FDA (Administración de Alimentos y Drogas a cargo también de asegurar la seguridad de los nuevos tratamientos médicos en EEUU).

Desde entonces, otras tres tecnologías han sido aprovechados para la administración de tratamientos de depilación, se trata de IPL (Luz Pulsada Intensa), LHE (Energía de Luz Térmica) y DPC (Control Dinámico de Pulso).

Las diferencias entre las tecnologías antes mencionadas radica en cómo de efectivas son en el tratamiento de ciertos tipos de pelo. Por ejemplo, a las personas que posean el pelo fino y ligero les resultará más complicado deshacerse del vello o no se beneficiarán mucho de la fotodepilación láser, pero sí de la LHE.

Elementos en común en la depilación

El hecho de que todos los equipos de estética de depilación a la venta se basen en algún tipo de proyección de la luz sugiere que todos comparten un principio común de operación.

La fotodepilación funciona mediante la aplicación de calor a través de las fibras capilares hacia los folículos pilosos que se extienden por debajo de la superficie de la piel.

La luz proyectada sobre el área tratada se absorbe en las fibras capilares individuales, esta energía hace que el calor se acumule en estas hebras. El calor se transfiere luego hacia abajo (el vehículo conductor es la propia hebra de cabello) al folículo piloso (a cargo de cadenas crecientes de pelo) en su base justo debajo de la superficie de la piel.

Los folículos abrasados se separan de la cadena de crecimiento (a través de la cual se suministró el calor hacia ellos). Un cierto porcentaje (de acuerdo con la efectividad del tratamiento administrado) de los folículos también sufrirá daño suficiente para detener su crecimiento de nuevos cabellos, al menos durante un cierto período de tiempo.

La importancia de elegir el tipo correcto de fotodepilación

Como hemos descrito anteriormente, los diferentes tipos de fotodepilación prometen resultados diferentes de acuerdo con la piel, color del cabello y el tipo. La fotodepilación láser, por ejemplo, producirá mejores resultados con las personas que posean el pelo oscuro y relativamente grueso. Las personas con cabello claro y delgado harán mejor si optan la fotodepilación DPC.

Por lo tanto, a fin de lograr mejores resultados, es muy importante asegurarse de que los profesionales a cargo de nuestros tratamientos han tenido en cuenta todos los parámetros individuales en la consideración de nuestro perfil de vello y de que tienen suficiente experiencia en el manejo de los equipos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Loading...

Leave a Reply